El paso previo a cualquier acción de adopción es disponer de un banco de estudios de adoptabilidad de los animales que se encuentren en el Centro Zoosanitario Municipal de Málaga. Uno de los elementos de rechazo de estos animales es el desconocimiento de sus orígenes ya antecedentes y por tanto la dificultad para prever su posible comportamiento social. Por eso es necesario realizar este estudio, de forma que facilite al adoptante un conocimiento más preciso de ese animal por el que se ha interesado y que además ponga su disposición al profesional evaluador para cualquier consulta, aclaración u orientación que necesite.

La evaluación de la adoptabilidad del animal se desarrolla siguiendo el protocolo siguiente y con los objetivos que se describen también en el mismo. La materialización de este estudio se realiza en una ficha de adoptabilidad cuyo contenido esencial se refleja también en este documento un poco más adelante. Esta ficha constituye el elemento sobre el que se puede trabajar con los adoptantes posibles y sobre los diferentes animales que haya podido preseleccionar con objeto de poder conocer sus características concretas y tomar la decisión más adecuada.